La Astronomía

Iniciación a la Astronomía

Desde tiempos remotos la Astronomía se utilizó con fines prácticos. Las civilizaciones antiguas crearon calendarios que regirían la vida económica, social y religiosa de los pueblos. Descifrar los misterios del cielo también impulsó el desarrollo de las matemáticas, la filosofía y otras ciencias que marcaron el avance de las culturas.

Hoy vivimos un nuevo período de florecimiento de la Astronomía y las Ciencias del espacio: el ser humano en la Luna, las misiones que exploran los planetas del Sistema Solar, los grandes radiotelescopios y la búsqueda de vida extraterrestre. Pero antes de descubrir todas estas maravillas debemos comenzar por lo elemental: observar el cielo. Estos son algunos consejos:

  1. Lea. Estudiar Astronomía es divertido. Historia, Mitología, Fenómenos celestes, Viajes espaciales.
  2. Mapas y libros. En las Astronomía hay que utilizar la carta celeste y libros que nos guíen en la exploración del cielo. En toda librería hay libros y mapas de astronomía básica y avanzada.
  3. Observe a simple vista. Mapa en mano aprenda a reconocer las estrellas y constelaciones más importantes y a distinguir los planetas y sus desplazamientos.
  4. Comience con Binoculares. Los Binoculares ofrecen un amplio campo visual que permite estudiar extensas regiones del cielo y reconocer los objetos más importantes de forma muy sencilla.
  5. Entusiasme a sus amigos. La Astronomía es más divertida cuando se observa en grupo.
  6. Tome un curso básico. Observatorios, planetarios y asociaciones de aficionados ofrecen todos los meses cursos que incluyen manejo de los telescopios y observaciones del cielo.
  7. Telescopios. No es buena idea comprar un telecopio si no se conoce el cielo. A la hora de escoger un Telescopio que sea de buena calidad. Si no tiene dinero para esta inversión, pase un buen rato estudiando el cielo con binoculares.
  8. Reagalarle a un niño un telescopio barato es pésima idea. Entusiasmelo con la observación a simple vista, con carta celeste y binoculares.

Equipo básico

El cielo es un espectáculo permanente. Todo viajero celeste debe aprender a observar el cielo a simple vista, pero con los instrumentos adecuados se nos revelan muchos más misterios y maravillas que se esconden al ojo humano.

Telescopios y Binoculares son herramientas de valiosa ayuda pero hay que saber escoger cual es el más apropiado para nuestros propósitos.

Los Binoculares tienes diversas ventajas sobre los Telescopios, especialmente para el principiante; Por ejemplo su bajo poder de magnificación es en sí una cualidad que permite observar imágenes más brillantes en un campo visual más extenso. Además la mayoría de objetos de interés como Galaxias, Nebulosas y Cúmulos de estrellas son tenues y se aprecian mejor con poco aumento. Por otra parte los Binoculares son un instrumento cómodo y familiar. Una vez se han reconocido las principales estrellas y constelaciones y observado las mayores nebulosas, la transición al Telescopio se produce de manera natural.

Es claro que para todo navegante del cielo, la exploración en profundidad requiere de un telescopio. Hay una amplia gama de telescopios, marcas y precios, pero sin duda aquí se aplica una de las máximas de la instrumentación óptica: la calidad tiene valor y generalmente se refleja en el precio. Así que si no se tienen los recursos para un buen telescopio, lo más aconsejable son los binoculares, tomar un mapa celeste y salir a navegar.

SELECCION DE BINOCULARES.
Los Binoculares son muy prácticos pero no todos son iguales.
Generalmente están marcados con dos números tales como 7x30, 8x35, 11x80, etc.
El primer número corresponde al aumento o poder de magnificación, y el segundo a la apertura o diámetro en milímetros del lente frontal.

MAGNIFICACIÓN
Un tamaño manual de Binoculares se encuentra en el rango de 6x hasta 12 x. Soportes con trípodes son necesarios para instrumentos con magnificaciones mayores. No se recomiendan los modelos con Zoom para la astronomía, pues no presentan calidades ópticas adecuadas.

APERTURA
Los Binoculares manuales tienen aperturas frontales que van desde 30 mm hasta 50 mm. Los gigantes están en rangos de 60 mm a 80 mm, La apertura es clave para la observación, puesto que determina la capacidad para capturar la luz y por lo tanto la posibilidad de detectar objetos muy pequeños. Binoculares con menos de 30 mm. no revelaran una buena cantidad de detalles del cielo.

CAMPO VISUAL
Es el área del cielo que se puede observar através del instrumento y es la mayor ventaja del binocular sobre los telescopios. l campo visual se reduce a medida que aumenta la magnificación pero los binoculares de 6x a 10 x tienen capacidad suficiente para capturar los objetos más interesantes del espacio profundo.

Datos interesantes

El viajero celeste debe aprender a observar el firmamento a simple vista, apoyado con una Carta Celeste y con un magnífico instrumento: los binoculares. El tránsito al telescopio solo se debe realizar cuando se conozca muy bien quién es quién en el cielo. 

Amigos Astropuerta